Para la gran mayoría del público familiarizado con su obra, pensar en Todd James implica inevitablemente pensar también en su alías Reas. Y es que, si eludimos las referencias temporales, es imposible saber cuál de los nombres es el más relevante. Todd James es uno de los mejores ejemplos de escritor de graffiti realizado artísticamente salvando la distancia que existe entre ambos mundos: es por ese motivo que se le conoce por esos dos nombres diferentes.

La Galería Javier Lopez de Madrid presenta hasta el 29 de noviembre una selección de trabajos del artista neoyorquino. Es una buena oportunidad para realizar una aproximación a la obra de este personaje.

Todd James creció en una Nueva York que le haría mamar las etapas más importantes de la historia del graffiti. Componente de AOK y RIS, forma parte de una generación de escritores de metro que decidieron continuar su actividad aún con las duras medidas tomadas por la MTA. Su destacable papel en el ámbito del graffiti no se restringe únicamente a su presencia histórica: Reas ha sido sinónimo de versatilidad estilística e innovación. Este buen hacer es la cualidad que, proyectada en el terreno de la ilustración y la pintura, hace de la obra pictórica de Todd James un interesante y atractivo universo.

“Once Ven convinced Reas to come back out it was a truly magic on steel as his creative energy and ideas mixed with Ghost’s endless pain supply made the trains silly and fresh.”

Ket One ‘Rockin’ It Suckers’ 2010.

Con un estilo colorista pero elegante, las representaciones de Todd James simplifican la figuración en un equilibrio perfecto entre formas y contenido. Las definidas manchas de color alejan su estilo de las referencias (no muy acertadas) de Kline o De Kooning que sugiere Wikipedia, con un carácter marcadamente personal.

En su temáticas vemos, a parte de puntuales imágenes que recuerdan a la estética de la calle, un importante componente bélico. El tema de los piratas somalíes aparece reiteradamente: aunque con diferentes armas, piratas y vándalos representan el mismo concepto de apropiación territorial. No podemos olvidar la presencia del sexo femenino, un recurso muy frecuente en el mundo del arte que Todd James no se olvida de utilizar.

Al margen de la dimensión conceptual, si escarbamos en su estilo encontramos sutiles componentes de la estética del graffiti más clásico. Y es que en la obra de Todd James el mundo del graffiti y de la pintura, están más relacionados de lo que pueda parecer en un primer momento. Así lo aclara de forma explícita con la instalación que muestra una habitación completamente inundada de bocetos de piezas.

Names and images go and and hand. But images, by nature, are more universal than names, because they are not restricted by the boundary of language. (…) Graffiti writing is a cryptic language often intended solely for an audience of its peers.

Todd James and David Villorente, ‘Mascots & Mugs’ 2007.

Para acabar completar este aproximación hemos intentado acercarnos de una forma más personal a los gustos de Reas mediante cinco básicas preguntas. Este es el resultado:

-Según tu opinión ¿cuáles son los cinco escritores más importantes de la historia del graffiti?

This is off the top of my head Phase2, Blade, Part, Seen, Tack.
My favorite writers in Madrid are Kami, Odio and Rhed.

-¿Y los cinco pintores más importantes de la historia del arte?

Ill give you 5 that I like. I don’t know how relevant they will all be to arts history or not. Picasso (an obvious but real choice) Basquiat, Peter Saul, Philip Guston, and after being in Madrid…Velazquez!

– ¿Cinco películas preferidas?

Repo Man, Fast Times at Ridgemont High, Carnal Knowledge, Over the Edge, Gladiator.

– ¿Cinco platos de comida?

Pizza, bagels, fruitloops, watermelon, burritos.

– ¿Cinco grupos de música?

Sam Cooke, Simon and Garfunkel, Celtic Frost, Dipset, First Aid Kit.

Add a comment

On this site cookies are used to offer a more personalized experience.You can get more information about them in our "Cookie Policy".