Fieles a nuestros principios, desde 1994, seguimos apostando por la innovación, la calidad y el respeto a las personas y al medio ambiente.

Seguimos siendo una empresa manufacturadora ya que la calidad de nuestro producto lo requiere. Producimos exclusivamente en Barcelona por las misma razones.

No nos dedicamos simplemente al mercado generado por el graffiti, también nos sentimos parte de este movimiento ya que hemos crecido con él.

No somos una multinacional y tampoco somos máquinas, somos personas con una gran pasión por lo que hacemos cada día.

¡Somos la Montana Colors Original!