Buenos Aires es una de esas ciuades en las que la presencia del graffiti en la calle se asume con cierta tranquilidad. O almenos esa es la sensacion que nos dan las fotografías que vemos de allí.

Gordito es uno de los escritores que viven en esa ciudad. Su estilo, peculiarmente simpático, ha sufrido una interesante evolución gradual.

Los carácteres se han hecho cada vez más presentes en sus piezas mediante un fenómeno que podemos bautizar como personificación de las letras. Esta evolución ha desembocado en la realización unicamente de divertidos personajes con un curioso estilo que parece fusionar el graffiti más primitivo con la frescura americo-latina e puntuales influencias europeas. Juzguen ustedes.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".