La Estación de Francia (Barcelona-Estació de França) es la única de la ciudad de Barcelona que conserva el perfil de estación ferroviaria clásica. Inaugurada en 1929 y dotada de una monumental estructura metálica que une clasicismo y modernismo, es una de las últimas estaciones europeas edificadas en ese estilo. De gran importancia artística e histórica, para algunos escritores la estación sugiere algo más que una obra arquitectónica distinguida.

En la imagen vemos, en una de las vías centrales de la estación, un tren de cercanías con una pieza del francés Smole utilizando colores violetas y verdes. La inclusión de un icono en la pieza es un recurso muy habitual en las composiciones del francés. La imagen data del año 2008. Por esos años Smole estuvo viviendo en Barcelona, en compañía de otros escritores del sur de Francia como Afiler, Saxo o Salamech.

La estación más antigua de Barcelona era uno de los lugares preferidos por estos visitantes durante aquella despreocupada época.Es curioso y divertido pensar que la ‘Estación de Francia’  de Barcelona, por un tiempo, podría haberse llamado la ‘Estación de los Franceses’, debido a la constante presencia de estos en el lugar.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".