Más de 100 activistas de Greenpeace han llevado a cabo una impactante acción en el Hotel Azata del Sol situado en la Playa del Algarrobico (Almería, España), la cual forma parte del Parque Natural del Cabo de Gata-Nijar.

El edificio, levantado en 2003 y declarado ilegal en 2012 por estar construido en un terreno no urbanizable constituye un símbolo de la corrupción urbanística que incluye una ausencia total de conciencia ecológica.

La acción, la más ambiciosa realizada por la ONG en el estado español, ha consistido en la realización de una gigantesca pintada de un gigantesco punto negro en las obras del hotel, dentro del cual se distinguen las palabras «HOTEL ILEGAL». Nada más y nada menos que 8.000 metros cuadrados pintados a rodillo, una forma de protesta que nos parece curiosa ya que coincide con una metodología también utilizada en el mundo del graffiti.

greenpeace_algarrobicos_0 greenpeace_algarrobicos_2greenpeace_algarrobicos_3greenpeace_algarrobicos_4

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".