Rioga nos ha dado sus Tres Ases.

«Considero a esta una de mis mejores piezas por dos cosas: en primer lugar por que sólo utiliza tres colores y no necesita más. Es el mejor ejemplo de que con poco se puede conseguir algo bueno y que no hace falta llenar una pieza de efectos y detalles para que quede bien.

Pero utilizar pocos colores en un tren quiere decir que necesitas menos tiempo para pintar. Así que el tiempo que me ahorré lo utilicé en incluir un personaje en el panel. La estrategia salió bien y el personaje quedó bien finalizado, cosa que no siempre sucede. Además hubo tiempo de hacer otra pieza más. La composición, en general, no se veía mal en uno de tantos trenes en los que tenia que intentar estar a la altura de las piezas que estaban alrededor (Vino, Blue y en aquella ocasión Egno).»

rioga_nina_mtn

«Esta es una de las mejores piezas que he hecho de viaje. El modelo es un tren de cercanías de Berna, una de mis ciudades favoritas. Aunque los colores no van a juego con el tren creo que la pieza quedó bonita, sobre todo teniendo en cuenta que las piezas que se hacen durante un Interrail, por las circunstancias, no acostumbran a contar ni con buenos colores ni con buenos bocetos.

La pieza sirve para simbolizar los viajes realizados con Muse por Europa, llenos de sueños y pesadillas. En este caso me quedo con la parte positiva, la acción fue un verdadero cachondeo en el que nos dio un ataque de risa mientras hacíamos un par de piezas más de propina.
La sensación que me da la pieza también es agridulce por que me hace recordar a buenos momentos vividos en la ciudad de Berna, durante mis primeros viajes por Europa…»

rioga_espejos_mtn

«Como tercera pieza elegiré esta por que es una muestra de como una acción improvisada puede tener mejor resultado que cuando uno lo calcula todo al milímetro.

Era la primera pieza en la que hacia una letra invertida, en este caso la G. La verdad es que la primera vez que haces un truco de este tipo, en un tren, no resulta nada fácil ya que mecánicamente tiendes a poner el relleno y la sombra en los lugares donde normalmente lo haces. Requiere concentración, sobretodo en mi caso que nunca marco las letras.
Por otro lado los colores que llevaba eran restos de otras piezas y, sorprendentemente, quedó una gama bastante lineal y curiosa, creo.
Para mas ‘inri’, en esa acción en teoría yo no iba a pintar. Mi papel era controlar la situación desde otro lugar. Pero en el ultimo momento, mis entonces compañeros de TSK me dijeron que si me podía cascar una pieza en menos de 10 minutos entrara y la hiciera. Y así fue. Todo un ejemplo de solidaridad y trabajo en equipo.«

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".