Spy vuelve a sorprender con una magnífica intervención que hace que describir su trabajo como «arte urbano» se le quede corto.

En el contexto de una crisis que, en el caso de España, se ha traducido paradójicamente en el aumento de riquezas por parte de lo más favorecidos, Spy ha manifestado su crítica mediante una obra que, a parte de sorprendente, incita a la reflexión y provoca un comportamiento inercial en sus espectadores.

spy_crisis_6

Utilizando una sobria tipografía, el artista ha escrito la palabra CRISIS enganchando 50000 monedas de 2 céntimos en la pared de un barrio céntrico de Bilbao. En total 1000 euros puestos en la calle a disposición del que quiera cogerlos. La audaz intervención propone todo tipo de reflexiones sobre las causas de la crisis, la vileza del egoísmo humano o la bella sencillez de la solidaridad.

Tristemente, la moraleja que resulta después de que todas las monedas desaparecieran, es que la crisis causada por la avaricia es inevitable en una sociedad completamente obsesionada por el dinero.

En cualquier caso el resultado estético de la obra es también admirable, sobre todo teniendo en cuenta la arquitectura neoclásica de la localización.

Esta intervención se enmarca dentro de del proyecto «Final», exposición organizada en la SC Gallery de Bilbao y comisariada por Jordi Pallares.

spy_crisis_7spy_crisis_0spy_crisis_2spy_crisis_3spy_crisis_4spy_crisis_5spy_crisis_1spy_crisis_

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".