El Montana Cafè Restaurant de Barcelona vuelve a ofrecer sus paredes al arte local más alternativo. El próximo viernes se inaugurará “Subterfugio”, una exposición del interesante artista alcoyano Xavi Ceerre. Si alguna vez habéis asistido a una inauguración en El Montana Cafè Restaurant, ya sabéis lo que os espera: cervezas, Jaggermeister, caras conocidas, caras nuevas… y una oferta artística de lo más personal.

xavi_ceerre_montana_cafe_restaruant_4

Artista: Xavi Ceerre
Título expo: Subterfugio

Concept: Xavi Ceerre (Alcoi, 1988) es un pintor cercano al neoexpresionismo y al graffiti conocido, entre otras cosas, por integrar en su obra cierta tensión dialéctica para con los criterios estéticos que fundamentan el arte postmoderno. De este su último trabajo se deduce una suerte de negación que nos acerca un poco más a la certeza del arte, esa negación es la reacción a cualquier instancia que pretenda utilizar la obra como medio de redención.

Nos encontramos con un llamamiento hacia las profundidades de la informidad del deseo en su ámbito más costumbrista y prosaico, una llamada a experimentar el sexo, la música y la droga solo como un niño alejado de la urbe podría hacerlo. Texturas basadas en libros del siglo pasado, partituras o inscripciones académicas, constituyen, deliberadamente, una amalgama de figuras que se sostienen gracias a un dominio muy inteligente de la forma y la perspectiva.

xavi_ceerre_montana_cafe_restaurant_

Próximo al expresionismo abstracto pero también a la abstracción geométrica, Xavi Ceerre recupera la pasión por la sencillez de los contornos físicos y espaciales, algo que, en lugar de debilitar la obra la dota de acción y contenido. La deleitación aquí no sería posible sin un rechazo inicial por el exceso de ornamento. Contra la obsesión de embellecer y de fomentar la ilusión de un más allá del arte, el No future aparece aquí aplicable a la pintura y al graffiti. Enfrentándose a toda necesidad de decoro y encumbramiento, Xavi Ceerre recurre a elementos orgánicos para entender el arte como una manifestación más próxima a las limitaciones terrenales, una creación tachista y críptica que, lejos de caer en onanismos, obtiene como resultado la manifestación de un arte que despoja al hombre de la posibilidad de un subterfugio. El subterfugio o la redención, parece decirnos el autor, reside en el reconocimiento de la finitud que nos constituye como seres materiales y simbólicos. La vanidad resultado de la elevación del arte será aquí representada a modo de potencialidad fálica.

Los cuerpos que Xavi Ceerre nos muestra son formas en la que las determinaciones genitales solo aparecen identificadas cuando el exceso fálico se asimila con las ansias de gloria o poder, esas mismas ansias que también reconocemos frente a la sofisticación técnica y estética y de las cuales ni siquiera el graffiti se salva. Frente a ello, una virtuosa reducción poética conduce nuestra atención para guiarnos en la interpretación de sentidos que ésta exposición nos sugiere.

Texto por: Carla García Domènech

xavi_ceerre_montana_cafe_restaruant_1xavi_ceerre_montana_cafe_restaruant_3xavi_ceerre_montana_cafe_restaruant_2

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".