Se llama Louise Schneider y se ha convertido en uno de nuestros ídolos por, a sus 86 años de edad, escribir spray en mano «el dinero para el armamento mata» en frente del edificio del Banco Nacional de Suiza en Berna. Se trata de una acción a título individual que apoya la movilización del GSoA (Grupo para una Suiza sin ejército) en contra de la financiación de los productores de armamento militar. La iniciativa propone prohibir la adquisición de acciones o concesión de préstamos a empresas que fabriquen armas de guerra.

Como consecuencia de la intervención, varios agentes de policía acudieron al lugar y se llevaron a la longeva y espontánea activista, quien será objeto de acciones legales en caso de que la parte afectada denuncie los hechos.

Noticias como estas nos hacen recordar que el uso del spray no tiene edad, ni tampoco la lucha activa por la justicia social en el mundo.

Source: Basler Zeitung

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".