Durante el pasado agosto, la plataforma Crewest en conjunto con el Institute On Aging se embarcaron en un taller de graffiti dedicado a las personas mayores. La idea era hacer que los participantes, de edades comprendidas entre los 65 y 96 años, recuperaran la creatividad a través del aerosol. Un mural en grupo, ubicado en el edificio del HQ Institute de San Francisco, fue la forma de rematar el taller de tres días. Los asistentes, que se enfrentan a problemas propios de la edad anciana, concluyeron sus charlas y discusiones desarrolladas durante  en un único mensaje común: One Love.

Una sensacional experiencia que nos recuerda a otras iniciativas como el proyecto Lata 65 en Lisboa.

 

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".