Una enorme ardilla ha aparecido en el muro adyacente al Workshop Gastro Pub en el George’s Quay de Dublín. El responsable de la obra no podría ser otro que el portugués Bordalo II, el artista de “trash art” que convierte la basura en enormes animales mediante una técnica única que mezcla pintura mural y escultura. Irlanda se suma a la lista de los 24 países en los que podemos encontrar estos homenajes al mundo animal. Unas obras que nos hacen reflexionar sobre el constante peligro ecológico que amenaza los ecosistemas y que se deriva del impacto de la sociedad humana.

Con el apoyo de All-City Dublin y Montana Colors. Imágenes por Trev “Little Wolf” Whelan and Rua Meegan.

Añadir un comentario