El carácter global que el graffiti ha adquirido en las últimas décadas ha hecho que no nos sorprenda ver piezas de graffiti en lugares poco comunes. Aún así siempre es reconfortante apreciar la explosión de color en forma de letras en un contexto alejado de los clásicos «hall of fame» de las grandes ciudades.

Esta pieza de Japón en medio de Rabat, Marruecos, cumple con eso y demuestra la aceptación social del graffiti fuera del contexto y los prejuicios de las urbes occidentales.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".