El fenómeno de gentrificación que están sufriendo ciudades como Madrid o Barcelona también tiene sus consecuencias en Valencia. Fiel a su mensaje social, Escif ha querido hacernos reflexionar sobre el asunto con su última intervención en las calles de la capital valenciana.

Considerando el creciente flujo de turistas como nuevo público al que adaptarse, el polémico artista ha querido compartir con estos nuevos visitantes una de las características menos atractivas de la ciudad: las plagas. Disfrazada de un anuncio publicitario, Escif enseña el ecosistema parasitario urbano: ratas, pulgas, cucarachas, escarabajos…

Esta idea pasa sin embargo, a un segundo plano respecto a la comprensión primaria del mural. Es inevitable realizar un paralelismo entre las plagas de incómodos animales y las plagas humanas de insaciables turistas que masivamente consumen la ciudad, perjudicando el bienestar de los ciudadanos.

«Valencia, como tantas otras ciudades, esta sufriendo las consecuencias de la turistificación de algunos barrios. Son muchos los turistas expres que llegan en manadas a consumir la ciudad; Devorando, engullendo, huyendo velozmente del escenario del crimen.»

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".