Está claro que Barcelona es una ciudad de encuentro, pero sus peculiaridades nos traen reuniones tan curiosas como esta. La moscovita rusa Sutra ha visitado la capital catalana, y para dejar su marca en algún muro de la ciudad. Ha tenido que ser un sueco afincado en Barcelona como Deek quien la ha acompañado en sus menesteres. No os lo contamos, os lo enseñamos.

Añadir un comentario