En el último año, el irlandés Aches ha ido conduciendo su nombre hacia un estilo cada vez más reconocible. El efecto de caligrafía con rotulador ha ido evolucionando con todo tipo de transformaciones utilizando los más variados efectos. Transparencias, anamorfismos, anaglifos y efectos borrosos son algunas de las sorprendentes técnicas que hacen que, al ver sus piezas, te frotes los ojos y digas… ¿pero qué demonios? No dejéis de seguir su Instagram por que cada nueva producción puede ser una nueva sorpresa.

Añadir un comentario