El controvertido Lush lleva todo octubre bombardeando con pintura el muro de Cisjordania. Con el objetivo proporcionar a sus piezas más interactividad con el público, el australiano ha empezado a someter a votación popular cada uno de los memes que tiene pensados utilizar, así como otras decisiones temáticas sobre sus futuros trabajos.

En la serie de intervenciones en la barrera construída por el Gobierno de Israel ha contado con célebres personajes reales y ficticios como los dibujos animados Ricky y Morti, los actores Morgan Freeman y Larry David (confundidos premeditadamente con Nelson Mandela y Bernie Sanders),el presidente Donald Trump o el creador de Facebook Mark Zuckerberg. Todos ellos acompañados de mensajes llenos de sarcasmos, como suele ser normal en la obra de Lush.

Para rematar su activismo, el artista australiano ha impartido un taller de graffiti en el mismo muro y, a modo de simbólica y reivindicativa anécdota, ha intervenido los restos de algunas bombas de gas lacrimógeno lanzadas en el campo de refugiados palestinos Aida. Estos y otros trabajos de pequeño formato han sido puestos a la venta en el Walled Off, el hotel que Banksy abrió a principios de año en Belén. Parece que Lush esta aprovechando sino exprimiendo su visita al territorio Palestino.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".