El número 22 de Incognito Magazine ha llegado a nuestras manos. Representando, como siempre, el graffiti más vanguardista, esta nueva entrega viene repleta de contenidos especialmente interesantes, sobre todo en formato textual.

El prólogo que reivindica la importancia de las publicaciones impresas y reflexiona sobre el cambio que Instagram ha supuesto en el comportamiento de los escritores respecto a la publicación de su material. A la vez, nos avisa de que ese tema será discutido en la entrevista dedicada a Gues SDK y nos anuncian el resto de reportajes.

Tras el aperitivo de trenes de diferentes procedencias, llega el especial protagonizado por Reko GBR. Un breve texto, que logra transmitirnos las emociones y el sentido personal que él atribuye al graffiti, sirve de introducción para la cosecha de fotos de sus piezas sobre modelos alemanes, italianos y suecos. Sus periplos parecen concluir en un mini reportaje sobre un par de acciones en París.

Seguimos con entremés de muros “worldwide” que incluye a escritores como Egs, Seb, W.Taz o Cazter para pasar al segundo plato fuerte, el reportaje a Såg. El sueco nos enseña más metros que trenes, entre dosis de “snus“, adornados con su ocurrente estilo de carácter nórdico.

Un escueto pero satisfactorio resumen internacional de throw-ups y tagging, precediendo al reportaje estrella del ejemplar: Gues SDK. Una entrevista interesante a rabiar acompaña sus últimas piezas que reflejan su constante evolución estilística, en la que, además, se puede paladear su vínculo estilístico respecto a los grupos SDK y PAL. El parisino se sincera y expone sus interesantísimas opiniones sobre el panorama francés e internacional, el uso que los escritores dan a Instagram además de sugestivas reflexiones personales.

Un variado de trenes internacionales, nórdicos en su mayoría, hacen de “break” hasta el siguiente especial. Con un sugerente poema se abre el reportaje repleto de trenes y metros de Plorvi. Bélgica y Dinamarca son los principales países en los que se difunde su estilo extremadamente naif.

Tres páginas más de piezas sobre ladrillos continúan con la simetría del ejemplar que finaliza con una agradable guinda: Japhy. Escritor cuyo estilo nos devuelve el mejor sabor del graffiti finlandés sobre trenes.

Puede que los estimulantes textos introductorios de los reportajes y, sobre todo, la jugosa entrevista a Gues, hagan de este 22 de Incognito un número muy especial. Acompañado, como siempre, de los estilos europeos más arriesgados, aptos sólo para los escritores más subversivos.

Añadir un comentario