El jueves pasado, mientras GR170 acogía en su regazo artístico a gran parte de la cultura alternativa de la provincia de Barcelona, otro evento en un contexto diametralmente opuesto tenía lugar en la ciudad de Barcelona.

La artista Lily Brik llevaba a cabo una exhibición artística en el pleno Passeig de Gràcia para The Shopping Night Barcelona. Una acción coordinado por Montana Shop Barcelona para el cual la artista ilerdense eligió un tipo de ilustración ligada a la cultura de finales de los años 60; el retrato de una joven Teresa Gimpera, actriz y modelo de Igualada, quien fuera muy popular durante aquella época.

Como hecho anecdótico, el clima invernal en las calles de la localidad catalana pareció querer colaborar con la acción mediante una peculiar “performance”. Finalizada la intervención, el viento desmontó la construcción de cubos realizada con los MTN Puzzl6, repartiendo los fragmentos de la obra por el suelo. Un romántico final para una acción cautivadora. “El graffiti es efímero, más aún en las noche de viento”.

Añadir un comentario