Desde Italia, concretamente Florencia, nos llega el video de una producción pintada en el colegio ITT Marco Polo, la segunda acción de un proyecto llamado Tuscany’s Urban Colors Correction y es el mural más grande pintado sobre un edificio escolar en Europa.

El proceso creativo se gestó tras deliberaciones entre los estudiantes, profesores y el EDF crew. El resultado de esa tormenta de ideas fue plasmar el viaje, evolución y aprendizaje que toda persona vive desde su origen en el yo puro, simbolizado por el blanco hasta el negro, transición que se hace desde el lado izquierdo del edificio el lado derecho. Esa aventura está representada por un viajero mítico: Ulises, como guía metafórico de la figura del profesor.

Dentro de este vasto universo que el mural plasma, aparece una frase especial del filósofo marxista, Gramsci. Una frase de compromiso personal, determinación para todos lo que emprenden el camino del auto crecimiento.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".