Akume nos vuelve a regalar una nueva pieza, su segunda del 2018. Haciendo gala de su particular habilidad a la hora de escoger los colores, el de Sidney ha parido una soberbia composición que sigue haciendo bailar sus letras con nuevos y sutiles trucos sobre un estilo inconfundible.

Merece la pena remarca que sólo el relleno cuenta con 8 colores de 3 gamas diferentes de 94, una variedad cromática tan basta que utilizada de cualquier otra forma hubiera sido un fracaso total.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".