A finales del pasado julio, el holandés Zedz dio un paso más en su característico estilo isométrico de una forma tan original como sólo un maestro como él podía hacer. Un estilo tan técnico tenía que llevarle, cómo no podía ser otra forma, a construir robots. Pero no de cualquier manera.

Las letras rectilíneas de sus composiciones han pasado a dar forma a los míticos Transformers, una genial idea que añade un nuevo y curiosísimo recurso en su reconocible forma de graffiti.

Medio año después de esta innovación Zedz ha regado multitud de paredes con estos androides recostados, usando diferentes combinaciones de colores y posiciones. Así que hemos decidido recolectarlos para hacer un ameno repaso.

Añadir un comentario