Hace justo una semana, Drips ha dedicado un reportaje a la tendencia que durante los años 80 llevó el imaginario de Vaughn Bodé hasta las piezas sobre los metros de Nueva York, convirtiendo a Cheech Wizard y sus amigos en el personaje ficticio más representativo del graffiti. Una excelente recopilación con piezas de Seen, Duster, Kel, Pjay entre otros que documenta el fenómeno que, no sólo perpetuaría el legado de Bodé, sino que sería el responsable de su difusión internacional gracias al graffiti.

Es una ocasión perfecta para revisar estas producciones legendarias, a la vez que subrayamos algunos de los interesantes detalles que Mark Bodé desvela en el reportaje “Da Roots of the Hip Hop Character” publicado en nuestro primer número de la revista Tramontana.

La propia muerte de Vaughn Bodé, fallecido en 1975 a la edad de 33 años, tiene por lo visto una relación directa con la creación de su obra. Un fantástico universo principalmente protagonizado por los Bodé Lizards, los Bodé Broads y, como no, el archiconocido Cheech Wizard: el misterioso personaje malhumorado, amante de las drogas, el alcohol y las mujeres que, escondido debajo de un sombrero de estrellas rojas y negras, acostumbra a solucionar sus problemas con patadas en la entrepierna.

Actualmente pintar un personaje de Bodé es un rito de iniciación tanto como los Black Books y los fat caps

Parece ser que la dura infancia de Vaughn provocaría que su vía de escapa fuera el dibujo, una herramienta para crear nuevos mundos en los que abstraerse. Sus trágicas historias desarrollarían una estética directamente vinculada con la calle cuyos personajes de trazo grueso y poses dejadas se convertirían en la estética por excelencia del hip-hop. Una obra cuyo testimonio ha sido recogido por su hijo Mark, nadie mejor que el para mantener vivo el desarrollo de este imaginario.

Apenas unas semanas después de la muerte de Bodé Chino y Ree incluyeron el personaje de Cheech Wizard en una de las piezas realizadas en 1975, encendiendo la mecha que concedería  al graffiti la labor de reencarnar los personajes del Rey del Comix americano.

No olvidéis echar un vistazo al reportaje de Tramontana en el que el propio Mark Bodé desvela algunos sorprendentes secretos sobre la obra de su parte y nos explica por qué fueron precisamente estos personajes los que mayor impacto han causado en la cultura del graffiti.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".