Las perseverantes investigaciones de Katsu en el terreno de los drones han dado finalmente su fruto. Los resultados son realmente sobrecogedores: el bomber neoyorquino ha conseguido que los robots voladores reproduzcan, de momento, tanto su throw-up como la icónica calavera que le identifica.

Esto parece ser el primer paso hacia una era distópica en la que los drones serán utilizados como herramientas de bombing y, en consecuencia, una herramienta también policial para la prevención de este tipo de acciones. El futuro está en el aire.

Por esto y por otros motivos como son sus controvertidas intervenciones con extintor y sus obras artísticas realizadas también por drones, hoy hemos elegido su Instagram como recomendación semanal.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".