FTC Barcelona y Montana Colors, a través de Montana Shop Barcelona, chocan puños con una micro acción, un pequeño gesto que significa mucho para nosotros.
La tienda de skate más célebre de Barcelona tenía la costumbre de decorar su persiana con el trabajo de artistas afines a la cultura del monopatín. Para recuperar esta tradición y siguiendo la premisa, Bich ha sido el escogido para el último cambio de look de la chapa de metal, un escritor demasiado callejero como para ir haciendo trabajos de decoración, pero que patina en sintonía perfecta con la actitud de la gente de For The City.

Graffiti y skate son dos disciplinas urbanas tan alejadas como compatibles. Se trata de dos universos en los que converge, en diferentes proporciones, el deporte, la creación estética y, sobre todo, la apropiación de la calle como escenario de juego. Y dada la responsabilidad que tanto FTC Barcelona como Montana Colors asumen en cada uno de sus terrenos, era obligatorio afianzar la complicidad de las dos marcas alentada por el sentimiento de identidad de la ciudad condal. Por que estas calles son nuestras.

A disparo de Mega Colors, como no podía ser de otra manera, el bomber barcelonés ha dejado en la entrada de la tienda el único throw-up legal de toda la maldita ciudad. Un regalo cuyo valor emocional sólo puede ser apreciado por los conocedores del graffiti underground barcelonés y sus códigos. Y es que ha sido la única manera de que este chico haga algo que parezca arte.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".