Poco a poco las incursiones del graffiti en el terreno de la escultura se están haciendo más habituales. Jan Kalab, Peeta, Fred Plateus, Kwest o Xavier Magaldi son algunos de los nombres más célebres en este formato.
Este último ha querido compartir con nosotros su nueva escultura. Se trata de una instalación llevada a cabo en modo Urbex, es decir, en un contexto de exploración urbana.

Varios materiales encontrados por la calle combinados con objetos presentes en el edificio abandonado en el que se instala han servido al artista suizo para crear “The Guardian Urbex”.
Con unas dimensiones de 4 metros de altura se alza este vigilante que irrumpe en un escenario propio de las piezas de graffiti, para proponer una interacción descontextualizada y sugestiva con el medio.
El lugar escogido para emplazar la escultura es la antigua Cava de Ginebra, un edificio en donde se llevaban a cabo procesos vinícolas convertido en un spot para los escritores locales.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".