Barcelona, Berlín, Paris, Bucharest… son algunas de las ciudades en las que hemos visto cómo los MTN Water Based se han convertido en una herramienta de gran ayuda para los escritores de metro. ¿Por qué no iban a serlo también en una ciudad menos occidental como Kiev? El grupo TSK junto a algunos escritores locales ha filmado una rápida acción en el dificultoso sistema de la capital ucraniana.
El vídeo, publicado por Drips, viene con una breve entrevista que os traemos transcrita.

¿Por qué es tan difícil pintar el metro de Kiev?
Es una versión en miniatura del de Moscú, con solo unos pocos hangares para pintar, un puñado de backjumps y pocos trenes estacionados en túneles. Los túneles son muy difíciles de acceder para pintar y los backjumps duran tres minutos como máximo, con los policías detrás en el andén. La policía se encarga directamente de la protección del sistema, acompañada por guardias. Los hangares no son muy grandes y están estrictamente protegidos por cámaras, portones y, a veces, por sensores, pero no en el que pintamos. Estaba la policía dentro, así que debía ser extremadamente discreto.

«Antes del Lejano Oeste, ahí está el Lejano Oriente, un mundo loco donde todo puede pasar…»

¿Los escritores locales pintan el metro? ¿Pueden circular las piezas?
Parte del sistema se encuentra fuera, porque la ciudad está dividida en dos partes por el río Dnipro. Es realmente bonito ver el metro cruzar el río en largos y viejos puentes de acero. Pero hay muy poca actividad local, los que nos ayudaron en esta misión son casi los únicos que se arriesgan. Los trenes subterráneos pintados circulan solo unas pocas horas si han sido pintados en túneles o backjumps, pero nunca si se pintan en hangares.

¿Cuáles son los riesgos si te detienen?
Uno sabe que antes del Lejano Oeste, ahí está el Lejano Oriente, un mundo loco donde todo puede pasar…

¿Es fácil pintar con base agua?
Es un poco diferente, al principio es como probar una nueva marca: la presión, el tiempo de secado, las boquillas, todo es un poco diferente y se necesita un poco de tiempo para adaptarse. Pero en uso, rápidamente se vuelve tan cómodo como un 94, quizás incluso más rápido y con menos olor. Aunque no cueste lo mismo, es cierto que con estas latas de 300 ml, se puede rellenar tanto espacio como con un 400 ml normal. Es una elección acertada si la acción en cuestión lo requiere. En cualquier caso, En Kiev fue, sin duda, una gran ventaja!

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".