Ale VLOK es un enigmático escritor de la escena europea cuyo arriesgado estilo no deja a nadie indiferente. Peculiar es su forma de pintar, pero también la historia que se esconde tras su personaje y que, por fin, ha decidido compartir a través de un proyecto editorial. “Patiperro” es un libro en el que, utilizando diferentes mecanismos artísticos, se explican las experiencias de Ale en ciudades de todo el mundo a través una mirada tan íntima como estéticamente cuidada.

Natural de Santiago de Chile, FRS es el nombre con el que Ale era conocido antes de su llegada a Europa como migrante ilegal, a principios de los años 2000. La búsqueda de una vida mejor en el viejo continente iba de la mano del deseo de experimentar en primera persona el graffiti sobre trenes de tradición europea, el cual ya había empezado a causar sensación en la escena latinoamericana gracias a la información que llegaba de ultramar con vídeos como Dirty Handz y revistas como Sikopats o Xplicit.

Una vez consagrado como escritor de trenes en la escena europea, la madurez de su carrera se completa con una larga lista de experiencias por todo el globo acompañado de algunos de los escritores de trenes más célebres del graffiti underground contemporáneo. Aventuras que se han documentado en su libro con narraciones en primera persona, collages artísticos y sobre- todo fotografías, no sólo de piezas, también de paisajes, atmósferas, materiales y retratos.


¿Qué quiere decir Patiperro?

En Santiago de Chile es normal ver a los perros, con dueños o no, caminar por las calles de un lado a otro como si no tuvieran casa. De ahi viene la expresión “Patiperro”, una palabra que se utiliza para nombrar a la gente inquieta a los que les gusta viajar.

¿Has tenido conocimiento de escritores que migraran de Latinoamérica a Europa antes que tú?

Recuerdo haber visto paneles de Os Gemeos en Dirty Handz 2 y un whole car de estos mismos con el grupo TSK en un cercanías, pero de escritores que migraran y se establecieran en Europa no supe de ninguno, para ser sincero.


“Claro que hay racismo en el graffiti, como en todos lados hay gente ignorante.”


¿Hay racismo en el mundo del graffiti?

Claro, como en todos lados hay gente ignorante, y yo he vivido de todo, casualmente con escritores españoles. Desde alguno que me llamaba “bromeando” Chileno y me trataba con poco respeto e inferioridad, llegando incluso a estafarme en un trabajo (esa fue mi primera experiencia racista al llegar a Europa), hasta otro que decía, también de “broma”, que gracias a los españoles nosotros los latinoamericanos teníamos caballos, idioma y cultura. Al principio estas cosas me sorprendían pero con el tiempo aprendí a alejarme de esa gente ya que lo único que tienen es mala energía y frustración.

¿Puedes describir el libro técnicamente y hacer un pequeño adelanto de lo que encontraremos en él?

El libro contiene material de mis 5 o 6 últimos años; fotografías, collages, piezas, acciones, recuerdos y un montón de otras cosas, hasta dibujos de los hijos de mis amigos que hicieron especialmente para mi. Todo esto refleja cómo he vivido esta último época. Consta de alrededor de 350 paginas. Los capítulos están introducidos por fotos de las zapatillas que utilicé en las historias que se cuentan, fotografías tomadas por Ozkar Gorgias, inventor de este concepto.

En el libro se explican muchas historias contadas de la forma mas honesta posible. No solo se cuentan las cosas bonitas y los triunfos, también se cuentan cosas no tan buenas, como cuando me han cogido o cuando han habido conflictos y decepciones con escritores. Mi idea es hacer algo lo más auténtico posible y contar la historia de cómo un “sudaca” sin papales llega a europa con un montón de sueños y consigue trascender gracias al esfuerzo y la consecuencia, y si yo lo pude hacer, lo puede hacer cualquiera. Todavía no hay fecha concreta de lanzamiento pero será antes de mediados de este año.


Viajar es lo mejor que puedes hacer (…) te vacuna de enfermedades como el racismo, el clasismo y la homofobia y entiendes mucho mejor cómo funciona el mundo.


Habiendo pintado tanto en Chile y en Alemania, ¿Por qué te has centrado sólo en el tema de los viajes?

El tema de los viajes lo hace mucho mas variado y dinámico y sirve para ver las diferentes formas de vivir el graffiti que existen, en función del continente y la cuidad en la que se está. Además es como he vivido en los últimos años, la gran parte de mi tiempo la paso en otros países, no en Alemania donde vivo desde hace algunos años. Mi forma de ver el graffiti en trenes a con el paso del tiempo ha ido mutando, la he ido adaptando a mi forma de vivir y mis responsabilidades: mi novia, el trabajo, mantenerme alejado de la policía y tratar de conseguir ese gran anhelado equilibrio entre tu vida legal e ilegal. Una situación que, desafortunadamente, no puede durar para siempre.

Viajar ha sido siempre algo muy importante para mi, estar en constante movimiento. De esta forma la vida en el primer mundo no es tan aburrida. Viajar es lo mejor que puedes hacer con el dinero, además ganas experiencias para tu vida, te vacuna de enfermedades como el racismo, el clasismo y la homofobia y entiendes mucho mejor cómo funciona el mundo.


Es mejor ser un toy feliz, a un rey amargado.


Dentro del graffiti, ¿qué crees que tiene mas mérito: viajar poco y pintar mucho o viajar mucho y pintar poco?

No sé, en realidad para mi y con mi edad, el mérito en el graffiti es algo que no me es tan relevante. En un momento lo fue, pero ahora lo único que quiero es disfrutar del graffiti con mis amigos y registrar esos momentos de la mejor manera posible, seguir siendo feliz con lo que hago. Es mejor ser un toy feliz, a un rey amargado.

¿Qué papel juegan en el libro los personajes a los que retratas?

Son muy importantes ya que sin ellos este libro no sería posible. Algunas de estas personas son como hermanos para mi, nuestra amistad sobrepasa los trenes. Son amigos con los cuales ya ni hablo de graffiti, comparto cosas mucho más profundas que pintar y gracias a algunos de ellos estoy donde estoy.


Ahora las fotos tienen casi más importancia que las piezas en algunos periodos y me gusta que sea así, que se transforme y que no tenga monotonía.


La fotografía tiene casi más peso que las piezas de graffiti. ¿Te consideras más fotógrafo que escritor?

Esto es un dilema para mi y hace que mi vida de escritor sea más divertida, ya que tienes siempre 3 opciones de cómo vivir las acciones: hacer fotos, pintar o si quieres ambas al mismo tiempo. La fotografía hizo que mi amor por el graffiti se renovara y tomara otro camino. Ahora las fotos tienen casi más importancia que las piezas en algunos periodos y me gusta que sea así, que se transforme y que no tenga monotonía. Así puedo seguir motivado.

¿Cuales son los tres de los capítulos del libro más especiales para ti?

-Barcelona: fue mi primera ciudad donde viví en Europa y es donde empecé a construir todo desde abajo. Fue también ahí donde las cosas empezaron a cambiar. En esta ciudad tengo personas que hasta el día de hoy están muy dentro de mi corazón.
-Capetown: Por lo exótico de pintar trenes en África. Fue una experiencia increíble y también por que en esta ciudad mostré a la gente de Montana Colors la primera maqueta seria del libro. En esas reuniones se generaron muy buenas ideas que mejoraron mucho el proyecto.
-Colonia: Hace unos años fue un lugar muy especial para mi y de donde tengo muy bonitos recuerdos. Creo que es uno de los lugares donde he disfrutado más el graffiti en mi vida.

Hablemos del vídeo qué has lanzado… ¿nos puedes explicar su idea? ¿Quién ha participado en él?

La idea de este primer teaser era mostrar un poco de dónde vengo. También el por qué del nombre del libro, además de mostrar algunas de las cosas que hice en Chile y también un montón de sensaciones que me inspiraron en esa época y me trajeron acá. Es bastante nostálgico, me hizo recordar muchas cosas que tenía muy escondidas dentro de mi y me sentó muy bien sacarlas, reencontrarme con el lugar donde nací y repasar lo que durante esos años hicimos por el graffiti en Santiago.

En el teaser ha participado Tomas Alzamora en las imágenes, Loostbeats en la música y en la voz en off Jonas Sanche, todos chilenos. He disfrutado mucho trabajando con estos chicos, me hicieron en algunos momentos sentirme como si en casa estuviera. No puedo olvidar a David B. Rock, que editó el video con una estética muy “noventera” y a la vez moderna. También ha sido un placer trabajar con él.

En el vídeo se oye una llamada telefónica que representa un mensaje de despedida antes de iniciar el viaje que cambiaría tu vida, y está interpretado por Jonas Sanche. ¿Esa llamada ficticia está dirigida a una persona en particular?

Si esta hecha a Sick 888, que fue mi mentor. Para mi él es una persona muy especial en mi vida, de esas que me han marcado hasta el día de hoy. Me alegra mucho mantener el contacto con él hasta ahora. Quise con esto, en el fondo, darle las gracias por su amistad y mostrarme el graffiti de una manera tan especial y avanzada para la época. Él vivió gran parte de su vida en Francia por problemas políticos y cuando regresó a Chile llego con una gran cantidad de conocimientos que le hacían estar a años luz de nosotros. Recuerdo que yo no sabia ni hacer un tag y el ya pintaba cosas de un nivel supremo. Sin duda es mi gran referente junto a Vino. He de decir, también, que la idea de la llamada surgió de una charla con el fotógrafo barcelonés Germán Rigol.


“No pretendo pagar las facturas con este libro ni vivir del graffiti en el futuro. (…) Prefiero tener un trabajo normal como todos.”

 


¿Cómo crees que será recibido todo este proyecto en la escena chilena?

Eso no lo tengo claro, han pasado tantos años desde que me fui, y hace tanto tiempo que no voy de visita a Chile que quizás muchas personas y las nuevas generaciones no sepan quién soy y de lo que formé parte a fines de los 90 y comienzos del 2000. Pero eso ya se verá. Lo que sí me gustaría es que la gente tenga acceso al libro y pueda mirar mis trabajos y leer mis historias. Eso ya es suficiente para mi.

¿Marcará este libro un punto de inflexión en la carrera de Ale?

No lo creo, esto es graffiti en trenes, es un terreno muy anónimo. Aparte no hay grandes firmas y marcas dentro de esto, ya que como todos sabemos que es difícil apoyar acciones ilegales. Eso permite que esto siga funcionado de forma autónoma. Me siento afortunado de que empresas como RedBull y todas esas mierdas que financian proyectos para ser parte de algo que no les pertenece no se metan en el baile. Sinceramente creo que mi vida seguirá tan normal como ahora y así me gusta. No pretendo pagar las facturas con este libro ni vivir del graffiti en el futuro. Para mi eso no es posible, no quiero utilizar la pasión de mi vida como herramienta para ganar dinero, ya que si así fuera, con el tiempo dejaría de ser algo especial. Prefiero tener un trabajo normal como todos•

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".