Ya imaginábamos que la exposición de Enrique Escandell iba a ser todo un éxito. El interesante contenido de su trabajo fotográfico sumado a su carismática personalidad era una combinación que sin duda atraería a un sector muy importante del graffiti Barcelonés.


Fueron muchos los que se dejaron caer por la Montana Gallery Barcelona; desde escritores con varias décadas de actividad a sus espaldas, hasta las nuevas generaciones, pasando por algunos de los personajes más singulares de la escena del graffiti sobre metros de Barcelona. Una de esas veladas en las que se revive cierto sentimiento de hermandad y las buenas vibraciones que diferencian a la escena de graffiti barcelonesa de la de otras ciudades.

De fotógrafo a fotógrafo, Germán Rigol se ha encargado de capturar las reacciones de algunos de los que se acercaron a contemplar el trabajo de Enrique Escandell en su formato expositivo.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".