Muralista, pintor y diseñador digital. Así se define Griffin, artista natural de Oakland cuya habilidad se extiende desde la ilustración hasta la tipografía. En su estilo, que utiliza una técnica estética más propia del aerógrafo que del spray, podemos definirlo como una especie de realismo gótico en el que encontramos una importante presencia de formas naturales, animales en su mayoría. Además, su versatilidad sobre todo tipo de superficies le hace especialmente hábil pintando vehículos como coches y furgonetas. Su amplio repertorio artístico se encuentra expuesto en su Instagram, en donde encontramos también sus puntuales, y no por ello menos interesantes, piezas de graffiti.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".