Medio año después de la muerte del rapero, su imagen se ha convertido en sinónimo de color en las calles de Los Ángeles gracias al trabajo de los artistas murales.


El pasado 31 de Marzo, Nipsey Hussle fue asesinado a tiros en su tienda de ropa Marathon Clothing. Un dramático desenlace de lo que lo policía ha descrito como disputa personal, en la que otros dos hombre resultaron heridos. En relación a estos hecho, el también rapero Eric Holder, fue declarado inocente de un cargo de homicidio y dos de tentativa.

Dada la importancia de la figura de Hussle, que trascendía mas allá de su reputación musical, su fallecimiento tuvo un impacto casi inmediato en las calles de Los Ángeles. Automáticamente empezaron a aparecer los murales en homenaje al rapero, un tipo de tributos que responden a una costumbre en las ciudades norteamericanas que mezcla una tradición muralista con la creatividad del graffiti y la repercusión social de las figuras del hip-hop.

Rapero, emprendedor y activista, Hussle emergió en la escena del rap West Coast a mediados de los años 2000, recibiendo gran reconocimiento gracias a sus numerosos mixtapes. Pero fue su implicación social lo que le convirtió en un icono digno de encomio. Además de denunciar a través de su música la violencia armada de las bandas, Nipsey financiaba mejoras en las escuelas de los barrios e invertía tiempo con los estudiantes participando en debates sobre la influencia de la cultura de las bandas. Pero pese a su trabajo para acabar con la rivalidad mortal contra los Bloods, puede que fuera precisamente su afiliación a la banda de los Rollin’ 60s Crips y la violencia inherente en su entorno lo que le precipitara a un final tan trágico.

Artistas como Bobby Z. Rodriguez, Enkone, Vanessa Prado o Samir “Evos” Arghandwall han plasmado la imagen de Nipsey Hussle en paredes, generalmente cedidas por negocios. Algunas de las obras, que mantienen la memoria del legado de Hussle llenando de color las calles, se han convertido en reclamo turístico para los seguidores del rapero fallecido.

Este fenómeno, particularmente prolífico gracias al alcance de la imagen pública del protagonista, es una muestra de un sentimiento colectivo que, a la vez, manifiesta la mutación del arte: una artista musical se convierte en la fuente de inspiración de otros artistas en un medio completamente diferente. En este caso es la muerte es el conducto que pone en contacto diferentes formas de expresión y que a la vez nos da una oportunidad de contemplación pero también de reflexión.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".