Todas las marcas tienen un camino y un registro en la historia, así como una denominación de origen que avalan su autenticidad. La nuestra comenzó hace 23 años en Barcelona, momento en el que, tras el lanzamiento de nuestro primer producto en spray, se corriera la voz por toda Europa y comenzaran a llegar escritores y artistas desde Francia, Alemania, Suiza o Italia para llenar los maleteros de sus vehículos y llevar Montana a sus países. Desde ese momento hasta el día de hoy, la marca Montana Colors ha vivido una expansión que le ha llevado a estar presente en más de 50 países de todo el mundo y a tener 15 puntos de venta oficiales – Montana Shop & Gallery – en ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Montpellier, Bruselas, Amsterdam, Nottingham, Lisboa, Montreal, Tokyo, Buenos Aires, Rio de Janeiro o Sâo Paulo.

Nuestra capacidad para innovar, nuestro trabajo diario, nuestra plena dedicación hacia nuestros clientes y nuestro compromiso con el graffiti y el medioambiente, son nuestros principales valores como marca, aquello que nos diferencia del resto y que ha quedado grabado no sólo en el eje cronológico de la historia, sino en la memoria colectiva de todos nuestros clientes y de la escena del graffiti internacional con la que hemos crecido de la mano.

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".