Sacudir las mentes y provocar más de una sonrisa, parecen ser a priori las metas más inmediatas de Lush. Con su nuevo video, vuelve a poner el dedo en la llaga, haciendo incapie en la parte menos políticamente correcta del graffiti.

Aporta con su acidez un soplo de aire fresco y autocrítica. ¡Disfruten del beef!

Haz click aquí para ver la primera parte «Toys Benefit».

Añadir un comentario