Si hay una palabra que pueda resumir lo que fue la presentacion de la exposición de Patrick Evoke en MTN Gallery Barcelona, esa es “sorprendente”. El canadiense  presentó una increible cantidad de obras, desde láminas tamaño cuartilla hasta lienzos de 4 metros de largo; una invasión de naturaleza corolista, como es normal en la obra de Evoke. En el centro de la sala una enorme ilustración presidía el recinto, al lado de la qual yacía una persona (durante más de una hora) sepultada bajo las ramas de un árbol. Al lado de nuestro querido Dj Chusbu, unos cuantos ingredientes de repostería anunciaban lo que más tarde sucedió: El artista nos dió una lección de hospitalidad preparando para todos pancakes con sirope de arce sentado en la puerta de la galería. Una fiesta fabulosa.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".