Presentación

Vicky ( Vichy, Vickie, Vicki, Vikie) alias Super Blondie alias Satan alias Bad Girl Funky Rew, en el trabajo se me conoce como Sentenza.

Antes de empezar a pintar, ¿qué te atrajo del graffiti?

Lo que cautivó desde el principio es que no lo puedes entender hasta que no estás dentro. Todas las reglas no escritas, los códigos, me parecían como un mundo paralelo que realmente quería entender. Después me pregunté a mí misma porque era una cultura  predominante masculina. Entendí con el paso de los años, pero al principio me picó la curiosidad. Quizá fuese también un reto? Y claro, cómo no, adrenalina.

¿Cómo fueron tus principios?

Mis principios fueron raros. Estaba metida de pleno, pero el hecho de ser una mujer complicaba las cosas. No se me consideraba un escritor, pero como era una mujer pintando graffiti algunos querían pintar conmigo porque era “cool” pintar con una tía; otros no querían pintar conmigo (hablando de vagones) porque se sentían responsables de mí… ? Yo sólo quería pintar, y toda esa paranoia era demasiado para mí, me ponía furiosa!

Ser arrogante me permitió ir y hacer lo que me dio la gana, con o sin gente. Ahora simplemente me importa una mierda.

Como escritora, ¿cuaá es la pregunta que más odias en una entrevista y por qué? ¿Qué pregunta te gustaría que te hicieran y nunca lo han hecho?

Odio la pregunta: ¿puedes hacerlo? Si estoy cargando con la escalera o una bolsa llena de botes, o si tengo que escalar un muro. Si estoy en esa situación es porque quiero y puedo manejar la situación. No necesito ayuda, ¿quizás ellos necesiten la mía?

También odio todas esas preguntas sobre movimientos, y estereotipos sobre las mujeres en el graffiti.  ¿Qué es lo que nunca me han preguntado? Si después de todos estos años de compromiso, me sigo sintiendo tan furiosa como al principio.

Y bueno,  ahora soy más consciente de lo que puedo hacer, y de cómo hacerlo. No siento que tenga que demostrar nada, porque a todos los que les importaba el que sea mujer se han quedado atrás. Lo que importa es lo que hagas y cómo lo hagas. Todo el mundo lo sabe. Lo que es cierto es que el graffiti ilegal te pone en situaciones en las que convencionalmente una mujer no quiere estar. Así que lo que importa es ser consciente y hacer las elecciones correctas. El graffiti no es para todo el mundo. Ahora hago las cosas cómo y cuándo quiero, aunque suene arrogante, estoy orgullosa de ser una mujer.

Ttambién tatúas, ¿crees que ambos mundos están relacionados?

Sí, creo que el mundo de los tattoos y el graffiti tienen mucho en común, el hecho de que muchos escritores sean tatuadores no es una coincidencia. Los trabajos sobre piel viajan como una pieza en un tren, con la diferencia de que no te pueden borrar un tatuaje. Cuanto más haces, más gente reconoce tu estilo y te conoce. La gente no necesita conocerte en persona. Ambas disciplinas están en constante evolución.

Graffiti y tattoos existen en todos lados y cada ciudad tiene su escena.

Violencia en el graffiti, ¿qué opinas? ¿Cómo respondes a una situación extrema, huidas etc..?

La violencia me perturba. Y pienso que es para aquellos que no son capaces de hablar. Creo más en la frase lapidaria, esa que hiere tu orgullo.

He estado en diversas situaciones en las que la violencia se ha usado y sinceramente no he sido capaz de reaccionar como me gustaría porque nunca pensé en encontrarme en ese tipo de situaciones.

La diferencia entre un hombre y una mujer es la potencia física y la sensibilidad. El que se impone sobre una mujer con violencia es un cobarde, no un hombre.

¿Qué escritores admiras y por qué?

No tengo un escritor preferido. Mis preferencias no se basan necesariamente en la técnica y efectos, sino en lo que me conviene a mí. No necesito que sea limpio y a color, pero debe ser legible y causar impacto. No me gusta la gente que destruye el esqueleto de las letras.

Sobretodo, lo que importa es la perseverancia y la continuidad de un escritor. Estoy interesada en aquéllos que están presentes no importa cómo, más que en los que después de un año desaparecen.

Me gusta la autenticidad, así que me encanta cuando veo un tren pintado gente que sabe lo que hace, un bombing hecho en pocos minutos, un muro perfecto, una altura que hace que me pregunte… ¿Cómo demonios lo ha hecho?

¿Qué te haría dejar de pintar?

Nada, no puedo parar.

¿Cómo es la escena en tu ciudad?

Milan tiene una escena muy activa, pero llena de meteoritos, lamentablemente. Quizás sea un reflejo de que cada vez el graffiti es algo menos minoritario.

Dentro del tattoo tu estilo es clásico, cómo definirías tu estilo en graffiti… ¿Crees que van en paralelo o no tiene por qué?

No creo que mi estilo encaje en una categoría. Sólo quiero que mi nombre sea legible y que las letras tengan cuerpo, tanto si son bloque, cursivas o una mezcla de las dos. Tanto si hay trazo, sombra o 3d. Y en los tattoos, me gusta el estilo clásico con trazo sólido y pocas líneas.

¿Cómo imaginas tu progresión en el graffiti en unos años?

Estoy dedicando mucho tiempo a mi trabajo en este momento, por eso estoy menos activa. Sigo buscando un equilibrio entre ambas cosas.

Añadir un comentario