‘Mediocre’ es quizá la exposición más atrevida en la historia de Montana Gallery Barcelona pues requiere de la participación del espectador para entrar en el juego que Axel Void propone. La oscuridad de los dibujos y pinturas obliga al público a reconocer en la sobriedad de su obra un puente a su propia decadencia.
Es una mirada triste a vivencias comunes, algo así como ver a un fantasma del pasado al final de un pasillo en penumbras.

Añadir un comentario