¿Qué tienen los trenes de Malmö que hacen que sus piezas produzcan una atracción singular? ¿Será su diseño morado que hace que parezca bonito hasta el nuevo modelo?
No. La respuesta es bien sencilla: el increíble talento de los escritores locales.
Estos últimos paneles de WUFC-NER y SMET son un ejemplo. Esta vez en compañía de un componente del grupo GOAL de Buenos Aires.

Desde Graffsite Alpha.

Añadir un comentario