Texto por Alberto F.

Para los que vivimos lejos de Dinamarca y no tenemos un contacto directo con la escena danesa, el grupo BEA nos puede sonar de las piezas que realiza el ilustrador Husk Mit Navn en su modalidad como escritor de graffiti. Pues resulta que esas tres letras reúnen a la siguiente lista de escritores: Dasl, Duek, Kegr, Mart, Nutroe, Stem, Tele, Reb, Reim y el personaje del que nos ocuparemos en este artículo: Pheo.

pheo_bea_graffiti_montana_colors_14pheo_bea_graffiti_montana_colors_13pheo_bea_graffiti_montana_colors_12

Natural de Copenhague, Pheo se inició en el mundo del graffiti hace la friolera de 24 años, inspirado por el legendario crew danés de dos personas CMPSPIN. La capital de Dinamarca es una ciudad que cuenta con muchos nombres célebres en la cultura del graffiti, la gran mayoría vinculados a un estilo de calidad caracterizado por el buen gusto que combina la simplicidad y la elegancia clásica. “Estudio a estos escritores, me inspiro con su estilo y técnica para así intentar crecer como escritor. Personalmente busco piezas con mucha energía, a través de las cuales brilla la personalidad de los escritores. Creo que Rens y Sabe son buenos ejemplos de esto”, nos cuenta. Aunque sus influencias se extienden a otros grandes escritores como Smart y Reas AOK, Cesar FMK o Pure TFP.

pheo_bea_graffiti_montana_colors_11pheo_bea_graffiti_montana_colors_10pheo_bea_graffiti_montana_colors_9

ASS y Click son los grupos que representa además de BEA, colectivo de veteranos escritores que comparten una predilección por el graffiti tradicional: “escritura simple con elementos clásicos como letras legibles, pocos colores, burbujas y plastas” según afirma.

La madurez ha llegado al grupo BEA y gran parte de los componentes gozan de una vida familiar asentada que les hace concebir el graffiti como una forma de entretenimiento creativo basado en la libertad y la diversión: “el graffiti se ha convertido en tiempo libre, con él podemos relajarnos, reunirnos, reír y ser creativos sin ningún tipo de obligación”.

pheo_bea_graffiti_montana_colors_8pheo_bea_graffiti_montana_colors_7pheo_bea_graffiti_montana_colors_6

Sentirse libre y muy creativo es la recompensa que motiva a Pheo para seguir pintando. En ocasiones sigue una estricta planificación para la pieza que va a realizar. Pero también es un amante de la improvisación, y es en estas situaciones con las que “saliendo de su zona de confort” consigue una experiencia que le aporte nuevas ideas para las futuras piezas: “Graffiti es también dejarse llevar, pasar un rato junto a nuevos y viejos amigos… ver mi trabajo transformarse de boceto a pieza me hace sentir calmado y confiado”.

El afán de superación es un componente fundamental en el graffiti de Pheo. Siendo consciente de sus habilidades, la mejora constante es el objetivo, sin dejar de ser fiel a su propio estilo. “Todo esto me recuerda lo que puedo conseguir en la vida, puedo conseguir lo que me proponga y aprender todos los días, siempre y cuando permanezca fiel a mi mismo! Esta lección de la vida se la debo al graffiti y le estoy muy agradecido por ello”.

pheo_bea_graffiti_montana_colors_2pheo_bea_graffiti_montana_colors_3pheo_bea_graffiti_montana_colors_1pheo_bea_graffiti_montana_colors_4

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".