Con el último ejemplar de Egowar, ya son 10 los números publicados por esta revista de estricto graffiti sobre metros basada en Italia. Y es que la periodicidad de sus lanzamientos es digna de admiración, sobre todo si la comparamos con la mayoría de magazines de graffiti. Para un número tan redondo como el 10, Egowar nos trae 19 sistemas de metros diferentes repartidos en sus 68 páginas interiores.

ego_war_magazine_graffiti_mtn_2

Los vagones blancos de la capital de Noruega ocupan las cinco primeras páginas. Entre las piezas rápidas a las que nos tiene acostumbrado el metro de Oslo, destaca una acción en talleres con piezas a top to bottom de Stor, Thom y RPS.

ego_war_magazine_graffiti_mtn_3

A continuación, un sorprendente reportaje de la aventura japonesa en la que se han embarcado Moko, Tiros y Anis del grupo TDP’s. Kobe, Tokyo, Kyoto, Nagoya y Yokohama son, nada más y nada menos, los sistemas que se han llevado por delante.

ego_war_magazine_graffiti_mtn_1

También destacan cuatro páginas dedicadas al metro de Nueva York, intervenido esta vez por nombres europeos. París y Estocolmo son representados tímidamente hasta la sección de Barcelona en la que encontramos el trabajo de Kiler y OTP’S. Los segundos protagonizan el apartado de Budapest, cuyo modelo (el mismo) continuado en el de Minsk y Moscú.

ego_war_magazine_graffiti_mtn_4ego_war_magazine_graffiti_mtn_5

Luxus y sus amigos ocupan una doble página con una espectacular foto del metro de Nueva Delhi, seguido por los vagones amarillos de Berlín, prácticamente monopolizados por Trus y Abis, como era de esperar.

ego_war_magazine_graffiti_mtn_7ego_war_magazine_graffiti_mtn_6

Con el nombre de ERGOSUM un interesante reportaje rompe con la tónica de la publicación. Se trata de seis páginas dedicadas a las fotografías en blanco y negro de Valerio Polici.

ego_war_magazine_graffiti_mtn_8ego_war_magazine_graffiti_mtn_9

Después de un par de secciones más escuetas llegamos a Roma con sus nuevos metros blancos, que han durado limpios poco tiempo. La revista se cierra con una amplia sección dedicada al metro de Viena en la que destacan las piezas amarillas de de Dart y el mutante Derick.

ego_war_magazine_graffiti_mtn_10

En conclusión, Egowar sigue manteniendo su posición de revista de graffiti sobre metros por excelencia con un ejemplar tan variado como entretenido gracias a un buen balance de sistemas interesantes, piezas cuidadas y fotografías de calidad, a pesar de que no cuente con información textual.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".