Dice el refrán que «a buen entendedor pocas palabras le faltan». Algo así debe pasar con las piezas de Nover sobre papel, quien no ha querido ofrecer declaración alguna sobre qué significa para él esta  modalidad de graffiti dibujado. Tres procesos de bocetos son suficientes para entender que la impecable técnica de este escritor neoyorquino habla por si sola.

nover_rtual_of_sketching_mtn_0 nover_rtual_of_sketching_mtn_1 nover_rtual_of_sketching_mtn_ nover_rtual_of_sketching_mtn_4 nover_rtual_of_sketching_mtn_5 nover_rtual_of_sketching_mtn_10 nover_rtual_of_sketching_mtn_6 nover_rtual_of_sketching_mtn_7 nover_rtual_of_sketching_mtn_11 nover_rtual_of_sketching_mtn_9

Añadir un comentario