Para los aficionados al bombing callejero de Barcelona os habréis dado cuenta que en los últimos meses unas cuantas persianas de los barrios céntricos de la ciudad condal, la mayoría pintadas anteriormente por otros escritores, han sido pisadas con bloques de plata y negro. El total son cien, y han servido a MVIN para su extraño proyecto (contrario a las normas no escritas del graffiti) en el que ha confeccionado, trozo a trozo, una pieza de enormes dimensiones (30 x 20m) que solo se puede ver gracias a las fotos tomadas posteriormente. Pues eso.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".