Ya os empezamos a contar cómo inició su viaje allá por febrero… Trota sigue sus aventuras, conociendo mundo y pintando cada vez que tiene oportunidad. Así es como sigue su historia, narrada por él.

¿Quién dijo que segundas partes no fueron buenas? Aquí os dejamos con sus palabras y sus imágenes.

El 27 de Enero crucé la frontera de occidente de Nepal con India. Fui el primer occidental en cruzarla del año. Cuando llegue a Delhi, vi una pieza, pero no encontré sprays. Hice una ronda de llamadas y al final descubrí que mis amigos Lek y Sowat estaban terminando un proyecto para Start India y que se marchaban pronto. Fui a su encuentro y por suerte conseguí 4 latas y un buen consejo para pintar un tren. El deseo es tan grande que no puedo resistirlo: de día y  completamente sólo, cerca de uno de uno de los monumentos más importantes de la ciudad…

Dos semanas más tarde fui a Calcuta, donde pinté todo el día entre los elogios de los transeúntes.

 

Luego volví a Tailandia a Koh Phangan, donde pinté con Code y tuve la suerte de ver la mariposa más grande del mundo: Atlas.

Mientras estaba en Malasia, vie en el mapa que en medio de la nada había unas islas llamadas Anambas. Busqué información en internet pero no encontré mucho, así que decidí ir allí.
¡Encontré un mar virgen, gente sonriente y unas playas desiertas!

Tarsier, uno de los monos más pequeños del mundo

Tiburón Ballena, el pez más grande del mundo

Después de que el mes pasara volando, llegué a Filipinas, donde me estaban esperando Easy y mi hermano Beat.  Estuve en lugares increíbles de difícil acceso, emocionantes lugares místicos, drogas legales y animales fantásticos.

Ahora estoy en Bali, con Ema que como yo forma parte del Grim Team, esperando para volar a Australia, donde ahora es pleno invierno.
Continuara…

Añadir un comentario