Montcada i Reixac es un municipio atravesado por diversas infraestructuras que generan un gran impacto estético. Una de ellas es la autopista C-33 elevada más de medio kilómetro por el casco urbano, generando una zona gris y sin vida.

Del pasado 19 al 21 de octubre se ponía en marcha en la localidad barcelonesa de Montcada i Reixac el proyecto Mira’Mir con la idea de convertir los pilares del autopista C-33 en gigantescos lienzos.
Partiendo de una temática establecida, la naturaleza autóctona de la ciudad, la acción ha pretendido transformar las masas de cemento en un bosque de grandes proporciones que cruza el río Besos. La idea pretende reflexionar sobre la relación entre las construcciones urbanas y el entorno natural.

Gracias a Lewis Duncan os traemos una selección de imágenes del trabajo de artistas urbanos figurativos como Urih Petados, Maga, Tim Marsh  o Takerone. Cabe comentar que, aunque algunos de ellos se han saltado la premisa de representar animales autóctonos, en el repertorio encontramos intervenciones que han mostrado un desarrollo extraordinario en el estilo de los artistas, como es el caso de Txemi y Harry Bones.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".