De todo el amplio abanico de artistas urbanos de Barcelona, Elbi Elem destaca por llevar su trabajo artístico, tanto de taller como de calle, un paso más lejos, concretamente al terreno de la instalación escultórica. Y es que su particular lenguaje estético hace gala de un dinamismo que se vuelve más sugerente precisamente en sus obras móviles. En estas instalaciones, la rotación de la obra genera infinitos puntos de vista que hace que las formas de la pieza en cuestión tengan un aspecto cambiante, casi como si tuviera vida propia. Incluso el formato vídeo ayuda a la confusión óptica de perspectivas, haciendo aún mas interesante este tipo de trabajos.

“Liberty” es el título de su última intervención llevada cabo en un edificio abandonado en la Costa Brava gerundense. 11 metros cúbicos de una mágica escultura móvil que, pintada de color blanco 94, queda a la espera de ser encontrada por el próximo curioso que entre en ese lugar olvidado.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".