Se hace llamar Style, aunque no se define precisamente por tener un estilo concreto: cuenta con 3. Este escritor californiano utiliza en sus producciones más elaboradas con un estridente wildstyle. Palos firmes que se ensanchan en sus extremos, adornados con conexiones y flechas superpuestas.

Pero también cuenta con una versión simplificada para las piezas más legibles y rápidas. En este caso las 5 letras optan por exagerar los grosores en unas formas que utilizan redondeces y rectas en una misma proporción.
Por último y para las piezas más experimentales, Style recurre a una tendencia más caligráfica que le permite cierta versatilidad conceptual.

Quizás es gracias a esta variedad estilística que su Instagram se hace particularmente ameno. En él, además de atestiguar su especial preferencia por los Nitro 2G, encontramos también un enlace directo a la página de su prolífico merchandising. Parece que no es broma, este tipo no duerme.

Añadir un comentario