La artista sueca convierte aerosoles vacíos en decoraciones florales sintéticas que construyen preciosas lamparas.


Montana Colors es una marca especialmente comprometida con el reciclaje de los aerosoles. Es por eso que, además de concienciar a los usuarios y facilitar el correcto colocado de los sprays gastados, somos admiradores de todos aquellos que llevan esta conciencia a un nivel artístico.

“Mi trabajo siempre se ha centrado en la modificación de materiales abandonados para llamar la atención sobre las complejidades socioculturales y ambientales. Las formas coloridas y nítidas y los elementos inesperados son característicos en mis obras.”

Este es el caso de Sarah Button, artista nacida en Gotemburgo cuya personalidad nómada le ha llevado a vivir en varios continentes, asentándose en 2018 en Indonesia. Manipulando el metal de los aerosoles vacíos, Sarah se ha especializado en una técnica escultórica propia que mantiene un vínculo con el diseño industrial.

Cada una de las latas que recolecta son modificadas manualmente, transformadas en flores de colores (con una configuración de pétalos aproximada a la de las rosas) que utiliza para recubrir esqueletos de metal que se convierten en singulares lámparas esféricas llenas de color y vida.

Además del sensacional resultado estético de sus obras, estas fuentes de luz son la forma final de las herramientas de muchos artistas y albergan en su interior una redundante componente artístico casi espiritual.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".