Ibes es uno de los escritores que más se dejan ver sobre los trenes de la Alemania occidental. Esto es debido a un estilo de lo más personal y una técnica adaptada a la pintura contra reloj. Estasky se ha encargado de retratar su actividad en formato audiovisual.


“Me encanta la libertad de hacer y dejar de hacer lo que me apetezca. (…) Claro que he descuidado muchas cosas, pero no puedo decir que esto me haya perjudicado mucho.”

Más de quince años después de que empezara a pintar, el escritor de Colonia Ibes mantiene un compromiso feroz con los trenes. El de los Nice Guys es uno de los más prolíficos, en la actualidad, sobre los caballos de metal que corren a orillas del Rin. Su reconocible estilo le hace particularmente visible dentro del amplio espectro de escritores que actúanos en la ciudad de la catedral.

“Aquí en Colonia escritores en activo se llevan por lo general bastante bien. En el pasado había más conflictos. Ya casi ni se nota que la gente se pega por graffiti.”

Nuestro reportero de guerra Estaski ha acompañado a Ibes en algunas de sus veloces acciones. Rápido como un relámpago, el alemán ejecuta piezas de enorme tamaño a gran velocidad, gracias entre otras cosas por el uso de las dos Hardcore al mismo tiempo y así cubrir más superficie en menos tiempo. Para acompañar este vídeo hemos seleccionado algunos fragmentos de la entrevista publicada en 2014 por la revista Backspin.

“Yo compro la pintura, pero he llegado a conseguirla de otra manera. Sin embargo, como trabajo,  puedo pagar los sprays y así apoyo a la tienda local.”

“Uno de mis principios es no salir a pintar con la gente cuando están borrachos o bajo la influencia de las drogas. Por un lado, esto también es una desventaja para ellos mismos si algo sucede. Y por otro, la gente no puede sacar fotos en ese estado.”

“Quiero intentar más cosas en el futuro, aunque sea en paredes legales, por ejemplo. No quiero tener una visión muy cerrada.”

Añadir un comentario