Si hace unos días os dábamos a conocer a los dos seleccionados para la Mtn Virtual Residency, a partir de ahora iremos informando de los avances semanalmente. En este adelanto os traemos el enfoque de los primeros siete días del trabajo de estos artistas.


Motomichi, desde los suburbios de Brooklyn y Nueva York, como Croton on Hudson, se ha embarcado en la búsqueda de referencias visuales, escenarios que para él ejemplifican esa nueva forma más atenta de disfrutar, e interactuar con el exterior como resultado del confinamiento. Lugares que serán el puente entre el mundo virtual al que se ha relegado gran parte de la vida social durante este periodo y el mundo físico que añoramos y en el que hemos vuelto a movernos con tímidos pasos.

Para Nicolás Romero la dicotomía entre vida social y la ausencia de la misma se ha visto reflejada en los hábitos de consumo durante el aislamiento y como resultado, la situación ha puesto en primer plano esferas que previamente ya se encontraban en crisis: el sexo, la identidad o la desigualdad económica por poner unos ejemplos. El consumo de juguetes eróticos-sexuales se ha incrementado y eso es un reflejo en sí mismo del miedo y de la falta de contacto humano. Ever, a través de su obra trata de analizar cómo afecta y se relaciona lo que hicimos dentro de nuestras casa y qué papel juega en el exterior en este incierto presente.

Ambos procesos, son muestras muy interesantes de cómo afecta y cómo se digieren los cambios en la sociedad actual también a un nivel artístico y creativo, misión última y objetivo que persigue esta 1ª Edición de MTN Virtual Residency.

Añadir un comentario