El Hall of Fame más famoso y concurrido de Barcelona acota la permisividad en sus muros. A continuación os explicamos la nueva normativa y su por qué, a la vez que repasaremos un poco la historia de Els Jardins de les Tres Xemeneies de Paral·lel.


Un poco de historia…

Los Jardines de las Tres Xemeneies o “Parque de las Tres Chimeneas” es un espacio situado en un lateral de la calle Paral·lel, entre la sala Apolo y los Jardines del Baluard. Este parque está dedicado al acontecimiento histórico de la huelga obrera de marzo de 1919 de “la Canadenca” (Barcelona Traction, Light and Power Company, Limited, que ocupaba el mismo lugar), que pasó a la historia como un emblema del movimiento obrero catalán. Por ello encontramos en él elementos industriales que remiten a la antigua fábrica.

El Hall of Fame más emblemático de Barcelona

Los tres muros que separan la zona de árboles de la zona de recreo han sido utilizados como soporte para el graffiti desde siempre, amparados por diferentes festivales que desde su creación avalaron su servicio como tal.
La puesta en vigor de la normativa de civismo en 2006 fomentada por el Ayuntamiento de Joan Clos detuvo la actividad de graffiti más elaborada, tanto en Les Tres Xemeneies como en el resto de la ciudad, para dejar paso exclusivamente al graffiti furtivo y veloz.
Fue en 2012 cuando la plataforma Wallspot consigue desarrollar un mecanismo mediante el cual liberar muros de las desorbitadas multas de los agentes municipales. Es a partir de ahí cuando el parque vuelve a arropar a todo tipo de escritores y artistas urbanos que ven en su localización el lugar perfecto para ubicar sus piezas.

De 3 paredes a 5 Pointz

En 2017 se pone en marcha diferentes actividades los Jardines de les Tres Xemeneies, ferias semanales que utiliza los 3 muros autorizados como parte del soporte de las barracas. Durante los días que funcionan estas actividades, muchos escritores y artistas optan por pintar otras zonas del espacio, ya que la superficie disponible se reduce a la mitad.
La enorme afluencia de escritores y artistas extranjeros para dejar su huella anima a muchos escritores a colocar su nombre en lugares menos accesibles del parque para exhibir su firma y mantener la visibilidad.
Sumado a todo esto, la llegada del Covid y el cierre de muchísimos lugares de ocio ha convertido el parque en un lugar de encuentro y de recreo callejero al más puro estilo botellón.

Problemática actual: incivismo múltiple

Parece ser que la situación actual se ha hecho insostenible para los vecinos por varios motivos.
Ademas de convertirse en un eje de ocio nocturno con su consecuente desorden y alboroto, la plaza ha ido acogiendo a numerosos sintecho y toxicómanos callejeros que dificultan la convivencia nocturna de vecinos y usuarios. Por las mañanas una brigada de limpieza se encarga de limpiar la zona de jeringuillas, que más de una vez han quedado al alcance de los niños que juegan en el parque.
Aunque este aspecto no tenga relación directa con la pintura, una posición diligente al respecto acostumbra a incluir un repintado aséptico de la zona, para mostrar una “limpieza” fáctica y estética del espacio.

Intoxicación de las canchas interiores.

Los muros más próximos a la calle Vila y Vilà forman parte de un centro deportivo y sirven de ventilación para las canchas de futbol sala y otros deportes indoor alojadas en él. La constante actividad con aerosoles en esta zona perjudica directamente a los que practican deporte en este equipamiento por el polvo de la pintura y el olor de los disolventes que son absorbidos.

Proteccion de la biodiviersidad

Por lo visto, las opiniones más ecologistas ven incompatible la actividad artística con la biodiversidad del jardín, el cual cuenta con una zona de álamos canadienses característicos del mediterráneo y, en representación, del parque.

Por estos y más motivos, el ayuntamiento ha decidido poner un poco de orden, con lo que ello implica restringir parcialmente las zonas de graffiti.

¿Cuales serán las nuevas normas?

Realmente, las nuevas normas serán prácticamente las mismas de siempre. La intervención con pintura sólo estará permitida en los 3 muros centrales y, ahora también, en el muro que circunda el edificio de oficinas de la Red Eléctrica Española. El resto de zonas, que están intentando ser blanqueadas con el recurrente color gris, estarán sujetas a inspección y sanción.

Dado que las sanciones en esta época de escasez económica son un inconveniente enorme para la economía de los ciudadanos, se pondrá en marcha en la zona un periodo de tiempo en el que se intentará informar a los usuarios de las firmes condiciones que se impondrán. Aunque, como siempre, dependerá del agente en cuestión si cae una multa o no.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".