Fiero guerrillero, con habilidad para la estrategia y nómada, así es Apache. El francés se encuentra en una nueva etapa desde que se asentó en Berlín y ha decidido apostar por una marca de ropa que represente la actitud y valores de él y los que le rodean. Para promocionarlo lanza este explícito video.


“Originario del sur de Francia, el Apache no se dedica precisamente a lanzar señales de humo. Adepto del graffiti auténtico, sus acciones se multiplican tanto tanto en la calle como en los depósitos de trenes. Escritor muy prolífico, sus llamas han llenado los muros de Marsella, Toulouse, Berlín, Barcelona y muchas otras ciudades.” DRIPS

APACHE, soy del sur de Francia, llevo más de 15 años pinto graffiti. Formo parte de grupos como BAS, mi primer grupo de Montpellier, NWS, de Francia y un poco de todas partes y THC de Berlín.

Al principio pintaba graffiti para divertirme con mis amigos y luego se me abrió la mente.
He estado viajando desde joven. Tomaba el transporte público, el tren… siempre tenía los ojos pegados a la ventana. Así que naturalmente, con el paso del tiempo, empecé a hacer graffitis en los sistemas ferroviarios, en la calle, en los trenes y en el metro, yendo cada vez más lejos en las ciudades más grandes de Europa.

En Alemania, en Berlín, entendí otra cosa, el graffiti tiene un lado profesional, todo fue cuadrado, medido, enfocado. Me hice un nombre por mi cuenta, sin grupo, ni conexiones, ni amigos.”

Primero me hice un nombre poniéndolo en todas partes de Francia, en el sur, y en la capital (París). Luego me fui al extranjero: a España, en Barcelona, donde realmente me tomé el graffiti como una competición queriendo estar en todas partes. En Alemania, en Berlín, entendí otra cosa, el graffiti tiene un lado profesional, todo fue cuadrado, medido, enfocado. Me hice un nombre por mi cuenta, sin grupo, ni conexiones, ni amigos. Sólo por la cantidad, por la presencia de mi nombre en las calles, cada vez más, en todos los soportes. Naturalmente, conocí a gente que hacía lo mismo que yo, de la misma manera. Intenté hacer alguna exposición, pintar en diferentes soportes para entrar en el mundo del arte. Pero después de algunas experiencias me di cuenta de lo que me impulsa… es la calle, pintar enormes tags chorreases, de hecho, lo que a la gente no le gusta: lo básico.

Además de eso, he desarrollado varias líneas de ropa, la última: “Ghetto Control” gracias a un agradable encuentro en Berlín con Shakal. Una marca que representa nuestros valores y lo que somos. Gente leal, respetuosa, con principios, temperamento y coraje.

 

Añadir un comentario