Recuperamos un vídeo publicado el año pasado por South Florida PBS sobre un gigantesco mural realizado por El Mac en Wynwood. El sobresaliente film profundiza generosamente en la obra del artista basado en Los Ángeles, desvelando, no sólo el significado de su trabajo, sino también todos los detalles y trucos del singular proceso de sus piezas.


“La técnica es muy difícil. Es extremadamente laborioso y la forma en la que pinto consiste básicamente en pintar líneas, círculos y patrones.”

Sin duda, se trata de uno de los muralistas naturalistas más reconocibles del mundo y esto es debido al original resultado de sus intervenciones. Enfocado en los retratos, El Mac utiliza una técnica que produce los degradados de color a través de patrones definidos por líneas a fat cap. Si el resultado de sus intervenciones es ya de por sí espectacular, su leyenda se ve ensanchada aún más si prestamos atención a los rumores sobre su técnica, difícil de comprender e imposible de reproducir.

“Intento que, desde lejos, estas imágenes se vean representativas, realistas, precisas… y a la vez intento que cuando la gente está en frente de ellas, en persona, al ver los detalles funcionen a otro nivel, casi abstracto.”

El vídeo que os adjuntamos aquí, publicado en 2020, nos acerca como ningún otro a la obra de este artista norteamericano. A través de su propio testimonio, El Mac no sólo discurre sobre la idea, concepción y valoración de su propia obra a nivel técnico y teórico, también nos habla de temas como el street art y, lo más interesante: su técnica. Y es que si hay algo realmente sorprendente en la obra de El Mac es, sin duda, la comunión entre perfección y originalidad de su asombrosa técnica con el aerosol. El uso de los 94 enfriados con hielo, o su devoción por el NY Fat Cap son algunos de los detalles que alguna vez hemos oído comentar entre rumores, y que por fin el propio Milles MacGregor desvela.

“La primera vez que oí el término “street art” aquí en MIami fue en 2008 y todos nos quedamos como “¿qué es eso?” ya que todos veníamos del graffiti y las bellas artes y tan solo lo llamábamos graffiti. Desde mi propia experiencia esto supuso un cambio de paradigma en todo el movimiento. Nunca me ha gustado el término ni me he sentido identificado, pero es lo que es.”

Añadir un comentario